lunes, 14 de mayo de 2007

El exitoso negocio del Diario VEA

Alejandro Ruiz

Con una distribución de 60 mil ejemplares diarios y una mejorada imagen de impresión en sus 40 páginas, el matutino editado y dirigido por el periodista y luchador Guillermo García Ponce, se ha convertido en un exitoso negocio, surgido al calor e impulso de la Revolución Bolivariana.

En menos de cuatro años de fundado, el Diario VEA ha logrado competir contra periódicos tradicionales de varias décadas de existencia. En cuanto a la cantidad de propaganda y avisos del gobierno bolivariano, sólo es superado por el diario Últimas Noticias, de la Cadena Capriles; aunque el Diario VEA dedica 25% del total de sus páginas a este tipo de publicaciones, mientras que Últimas Noticias alcanza 20% en este renglón, según una revisión a la prensa escrita del mes de abril de 2007.

Como término medio, el Diario VEA publica unas 4 páginas de propaganda (la mayoría a todo color) a una tarifa promedio de Bs. 14 millones cada una, para un subtotal de Bs. 56 millones diarios. Adicionalmente, publica unas 7 páginas de avisos de licitaciones y carteles, a una tarifa promedio mucho menor de Bs. 4,2 millones cada una, para un subtotal de Bs. 29,4 millones por día.

En total, el Diario VEA publica unas 11 páginas diarias de propaganda y avisos (a página completa, media o un cuarto), por las cuales obtiene un ingreso de Bs. 85,4 millones diarios. Si redondeamos esta cifra a Bs. 85 millones, tenemos que el Diario VEA percibe mensualmente Bs. 2.550 millones, sin incluir el IVA; cantidad que, multiplicada por 12 meses, asciende a un total de Bs. 30.600 millones de ingresos al año.■

2 comentarios:

Natalia dijo...

Esta bien que se financie, así como los periódicos de oposición se financian con los bancos y grandes empresas privadas, pero que no se convierta en un negocio económico.

Anónimo dijo...

Sería también de observar como periódicos como el Nacional y el Universal la mayoría de la propaganda que tienen es del Gobierno... creo que sobreviven por eso...yo particularmente no publicaría en esos periódicos que son abiertamente partidos opositores al gobierno de Chávez.